Lineas, Blanco y negro y mucho hormigón

En mi visita al Centro de Arte Contemporáneo de Córdoba, bajo un ardiente sol, no pude mas que acceder al interior, rápidamente, pues fuera, a esas horas, me encontré con demasiada luz y demasiadas sombras. Se pueden hacer fotos así, pero en esta ocasión , mi idea era otra.

No voy a comentar que soy bastante novato en fotografía arquitectónica, pero creo que he conseguido alguna toma interesante.

fotografo de diseñoEl interior invita a estar algo más de tiempo. Interesantes luces y sombras. Y tuve la “suerte” de estar sólo. No habia visitantes. Ojo!! No permiten el uso del flash y del tripode…incomprensible, pero no nos hace falta ni una cosa ni otra.

Para este tipo de fotografía me gustan los contrastes, las fotografía “sucia”, con unos negros profundos y unos grises asperos. Para ello el postprocesado es importante. Aquí sólo me dedico a medir bien, y procurar tener información en todo el histograma. Para ello, realice varias mediciones en diferentes puntos a mi elección y me hice una idea del resultado.

Realicé algún picado desde el suelo, aprovechando las luces del techo para crear algún resplandor interesante. Y aproveché  la silueta de un visitante para añadir un elemento distinto en el entorno, aprovechando la diferencia de intensidad de la luz interior y exterior, dándo este punto de color azul a la zona exterior para evitar que el conjunto de la foto se vuelva monótona.

 

A la salida, no pude contenerme y realicé algunas tomas de la fachada, todo en estricto blanco y negro. Tanta luz, y tantas sombras. Posteriormente, exageré el contraste, blancos y negros.

Dejo a continuación la galería de las pocas que hice.